Meditación Trascendental o Técnica de Relajación

Las técnicas de meditación trascendental no tienen necesariamente que ver con prácticas esotéricas o religiosas como algunos quisieran hacer a creer. Son poderosas herramientas que se pueden utilizar en la búsqueda de la salud y la vitalidad. La mayoría de las personas, la emplean para relajar el cuerpo y eliminar calambres y agarrotamientos, asociada a entrenamientos deportivos o como terapia para padecimientos musculares.

Primero, si se relaja, todo es más fácil. De hecho es nuestra incapacidad para relajarnos en determinados momentos lo que produce nuestros estados de irritabilidad, cansancio, insomnio y un largo etcétera. Relajarse debería ser un proceso natural, pero a fuerza de vivir estresados, muchas personas necesitan aprender “técnicas de relajación” para poder hacerlo.
Estas técnicas lo que hacen es básicamente:

A) Crear un momento y ambiente propicio para el descanso, sitio cómodo, buena temperatura, luz tenue, música suave o silencio, etc. Una vez en esas condiciones, guiar la mente de la persona a producir un relax físico. Hay muchas técnicas. Desde “dejarse llevar por la música” hasta tensar los músculos al límite para luego relajarlos, el abanico es inmenso, hay para cada gusto.

B) La naturaleza de la mente es pensar. Guiamos la mente hacia un tipo de pensamientos determinados que elegimos. Digamos que ocupamos la mente en recrear una imagen que puede ser “nueva” o no, como cuando traemos a la mente un recuerdo de algo que hayamos vivido. En la visualización, no solamente utilizamos la facultad de la mente de recrear situaciones como en una pantalla de cine, sino su capacidad de reproducir las emociones que acompañan a esas imágenes, en un plano físico. En otras palabras, creamos una imagen y experimentamos las emociones que producen esas imágenes en nuestro cerebro. También se suele concentrar la atención en cada parte del cuerpo: pie, tobillo, pantorrilla, muslo, cadera… partes del cuerpo y de la cara, y distenderlas, relajarlas, dormirlas, hacerlas más pesadas, ablandarlas, derretirlas, evaporarlas, hundirlas, etc, mentalmente en el proceso de autosugestión, con el fin deseado.

Una sesión de meditación empieza por relajar el cuerpo y la mente. A veces puede incluir algún tipo de visualización preparatoria, pero meditar no es sólo relajarse o visualizar. Aquí no hay solo “descanso”, ni sólo imágenes placenteras. Y tampoco necesariamente hay experiencias místicas.

La Meditación Trascendental (TM) ha sido popularizada por el Yogi Maharishi Mahesh. La organización que este yogi precede conduce seminarios y talleres regularmente para personas que desean aprender como meditar usando esta técnica. Aunque haya sido acusado de secta, como todo hay que saber extraer y usar la información que nos dan, y no tiene que ser nada negativo, quizás no como meditación trascendental y lo que el nombre debería implicar, pero porque no un método de relajación y lo que ello implica a la larga. Paz.

La meditación trascendental es una técnica muy sencilla, natural y sin muchos esfuerzos. Es fácil de aprender y se practica durante 15-20 minutos dos veces al día, sentándose cómodamente con los ojos cerrados. No requiere concentración o control de la mente.
No es una religión ni una filosofía. Tampoco tiene un código de conducta ni una formación moral o un sistema de valores, creencias o culto.
Este tipo de meditación produce muchos beneficios como una mejor salud psicológica, unos pensamientos más claros y creativos, una reducción de la ansiedad, y más energía.

La meditación trascendental usa un mantra (una palabra especial) personal, este mantra se repite una vez tras otra. Los mantras varían de persona a persona. El mantra mas popular es Om. El mantra es una palabra o grupo de palabras sin contenido semántico específico, aunque pueda tenerlo, según el yoga determinados sonidos actuan en lo más profundo del ser provocando cambios al principio imperceptibles para poco a poco establecerse un estado de calma que permanece pese a las incertidumbres.

A medida que el mantra se recita la mente se va tranquilizando sin esfuerzo hasta que se alcanza un estado completo de relajamiento que en TM se llama “conciencia cósmica”.
La conciencia cósmica es un estado de relajamiento total donde la mente se conecta con el universo y puede comprender su potencial infinito.

Es un ejercicio sencillo ya que todo lo que habría que hacer es repetir la palabra en sesiones de una duración entre 10 y 20 minutos dos veces al día. Poco a poco se transforma en un sonido interior que no hay que pronunciar sino percibirlo tal como suena internamente percibiendo las sensaciones que evoca, se plantea que aunque el sonido sea siempre el mismo éste va cambiando conforme pasa el tiempo y se vuelve más sutil, más etéreo.

http://meditaciontrascendental.net/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: