Escritos XXXV

El fracaso aislado no puede ser en vano cuando entre sueños acontece, por muy ilusos que puedan parecer. Deja que suceda y todo se desvanecerá como si se tratase de haber encontrado tu más preciado tesoro y ya nunca nadie fuera a arrebatártelo, pudiendo saborear cada uno de sus pequeños, minúsculos, efímeros instantes de ingravidez.

· ASILADOHS ·

Violácea ilusión sedienta
del humo sosegado de tu boca,
azulado sonido de entre tus oídos
haces aparecer el infinito en mí,
y entre fotografías me descubres
la pureza del desvivir contento,
como la siempre sonrisa
encantada de Lisa,
manteniendo un secreto
que nadie nunca descubrirá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: