Escritos Adolescencia XIV

ESA INTENSA MIRADA

Necesito oir tu voz, que digas mi nombre y que te acerques, necesito poder sentir tu calor cerca de mi, que me hables de cualquier tontería mirándome a los ojos, y entonces parar el tiempo, para que sólo estemos los dos, divagando y perdiendo el tiempo, sin ningún fin, sólo estar juntos, compartir nuestra energía, unir nuestras almas, aunque solo fuera un instante, esa sonrisa sin decir palabra, esa mirada, que hace que mi corazón se dispare, y mi mente se paralice, ese instante infinito, que solo podemos sentir estando juntos. No sé si es amor, pero solo sé que nunca vuelvo a sentir ese instante sin ti, no existen palabras para poder expresar ese momento, a la vez que me llena, me rompe por dentro, el dolor me atormenta como si mi corazón explotase, lloro lágrimas de sangre si no estas aquí, te miro, te veo, pero no estas aquí, por qué es tan precioso ese instante, si no se puede saborear mas que fugazmente, para volver a caer en el mismo vacío, debe ser nuestro castigo, lo que nos da la plenitud del alma, nos lleva a la desdicha del profundo sufrimiento, la invencible soledad, invisibles se vuelven las ilusiones. Obligados a llevar una vida de conducta ficticia, es preciso llegar al final para el retorno, esa totalidad momentánea, ese instante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: